Hemos visto en qué consiste la transformación personal y cuáles son los pasos para conseguirla. También hemos comentado alguno de los beneficios que nos pueden aportar ciertas actividades.
En esta nota, nos parece importante hablar sobre los recursos con los que contamos para conseguir nuestra transformación personal. Vamos a incidir sobre las diferentes actividades que pueden ayudarnos a lograr nuestras metas.

Coaching: El coaching consiste en una dinámica de tranformación personal, a través de conversaciones con un coach, que nos permitirá potenciar al máximo nuestras capacidades, declarar que queremos que suceda y definir como podemos accionar para lograrlo desde la posibilidad y el compromiso. Es un proceso que nos permitirá distinguir y elegir lo que realmente queremos para nuestras vidas y accionar coherentemente para conseguirlo.

Psicología: La psicología estudia los procesos mentales así como las sensaciones y el comportamiento humano. Un psicólogo podría a ayudarnos a indagar en nuestro subconsciente y averiguar los motivos que dificultan un posible cambio.

Programación Neurolingüistica (PNL): Está conformado por una serie de técnicas, cuyo aprendizaje y práctica están enfocados al desarrollo personal para la mejora en las relaciones interpersonales, la gestión emocional y el logro de objetivos. Mediante sus técnicas permite conocer cuales son nuestros procesos internos y  generar modificaciones en nuestro modo de pensar, sentir y actuar.

Counseling:  El counseling consiste en un proceso de interacción entre un counselor y el cliente. Mediante la orientación psicológica, el counselor puede ayudar al individuo con los conflictos interpersonales que atraviesa durante la existencia y forman parte del proceso normal de la vida, los cuales no constituyen una enfermedad.
Nos ayuda a comprender que todos poseemos la cualidad de cambiar un estado que nos disgusta, lo que es sumamente motivador.

Biodescodificación: La biodescodificación es una propuesta alternativa que intenta encontrar el significado emocional de las enfermedades. Indaga en el estudio de la enfermedad a través de los sentimientos y emociones que se producen en nuestro cuerpo, permitiéndonos conocernos mejor a nosotros mismos y accionar para sanar internamente.

Meditación: Se trata de una disciplina que se practica de diversas formas, acostado o sentado, pueden ser guiadas, con música o en silencio, en movimiento o en quietud.  Con la meditación se logra un estado profundo de relajación y de conexión con el momento presente. Tiene múltiples beneficios, entre ellos, mejora la concentración y la comunicación, relaja, calma y rejuvenece la mente y el cuerpo.
Una variante de la meditación es la  técnica de la respiración consciente. La misma consiste en poner atención plena a nuestra inspiración y exhalación. La respiración oxigena las células de nuestro cuerpo, nos trae al momento presente y nos permite manejar mejor nuestras emociones, activando mecanismos opuestos a las respuestas de estrés o miedo, produciendo así una agradable sensación de paz y bienestar.

Yoga: El yoga se refiere a una tradicional disciplina física, mental y espiritual, que se originó en la India, asociada con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. Actualmente existen diversos tipos como pueden ser Hatha Yoga o yoga físico, Vinyasa Yoga, Yoga Nidra, Kundalini Yoga, entre otros.
El yoga se ha popularizado en occidente en los últimos años y puede aportarnos la serenidad necesaria para lograr alcanzar el cambio deseado.

Taichi: Es un arte marcial desarrollado en China. Se lo considera cada vez más como una práctica físico-espiritual para mejorar la calidad de vida física y mental. Esta actividad resulta favorable para la salud, donde de desarrollan suaves movimientos, trabajando el equilibrio, la estabilidad, la fortaleza y la armonía entre el cuerpo y la mente.

Reiki : ¿Sientes la energía que corre en tu interior?. El reiki es un método de transferencia de energía para facilitar el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas. Se efectúa mediante la imposición de manos para reconducir la energía y equilibrar el espíritu. Puede aportarnos la energía necesaria para llevar a cabo nuestros objetivos.

Reflexología: Es la práctica de estimular puntos sobre los pies, manos, nariz u orejas llamados zonas reflejas, estableciendo una conexión entre estos puntos y los órganos vitales. Muy útil para aliviar síntomas físicos que pueden ser un obstáculo a la hora conseguir nuestro anhelado cambio.

Terapias artísticas: Son métodos terapéuticos donde se genera una conexión entre el arte, los sentidos y nuestro ser. Traen efectos beneficiosos en nuestro organismo, influyendo de manera positiva al funcionamiento interno por medio de la exposición de estímulos hacia los sentidos. Podemos encontrar, entre ellas, la danzaterapia, la musicoterapia, el arte terapia, la cromoterapia y la aromaterapia.

Feng shui: Se trata de un sistema filosófico chino basado en la ocupación armónica del espacio para lograr una influencia positiva sobre las personas que habitan en el lugar. Es de suma importancia estar cómodo en el entorno donde nos desenvolvemos para poder conseguir una adecuada serenidad que nos ayude a lograr nuestros objetivos. ¿Respiras más serenamente en un lugar limpio y ordenado? Tu alma, también.

Registros akáshicos: Los Registros Akáshicos también llamados "la memoria universal de la existencia", es un espacio multidimensional (en el que no existe el tiempo como lo conocemos) donde se archivan todas las experiencias y conocimientos del alma de cada individuo. Al acceder a los mismos se pueden identificar las interferencias que pudieran obstaculizar algunos procesos hacia una transformación positiva. A través de la lectura de registros, podemos obtener respuestas a preguntas que rondan habitualmente en nuestras mentes y que dan paso a un entendimiento del pasado y del presente que nos ayudará a definir de una manera consciente y proactiva los cambios positivos que deseamos para nuestras vidas.

Constelaciones familiares: Las constelaciones familiares son un método desarrollado por el filósofo Bert Hellinger. Su objetivo: liberar a las personas de los conflictos que suelen venir de las generaciones pasadas y tienen sus raíces en los acontecimientos de la historia de la familia. Sanar nuestro pasado es fundamental para reconciliarnos con nuestro presente.

Astrología: La astrología es el estudio de la posición y movimiento de los astros, a través de esta, podemos conocer cual es la energia disponible e interpretar nuestro futuro en relación a los cambios que pueden acontecerse próximamente. Además, mediante la realización de una carta astral, es posible conocernos más a nosotros mismos.

Tarot: Se trata de una técnica de adivinación que utiliza una baraja de naipes para predecir el futuro del consultante, que tras unas preguntas obtendrá una serie de respuestas en relación a hechos que pueden pasar en un futuro o bien, que han ocurrido en el pasado y pueden dejarnos un aprendizaje.

Numerología: Se trata de un conjunto de creencias que tiene el objetivo de establecer una relación entre números, seres vivos y fuerzas espirituales que rigen el universo. Estas técnicas nos pueden ayudar a motivarnos y vernos en un futuro en que nuestras metas y sueños se hayan hecho realidad.

A su vez, podemos complementar este proceso de transformación personal con otras acciones como una correcta alimentación, un adecuado entrenamiento físico, así como numerosos tipos de medicinas alternativas, como bien pueden ser el Ayurveda, la Homeopatía y la Acupuntura.

Hemos expuesto las diferentes técnicas y recursos con los que nuestra transformación personal puede llevar a cabo. Ahora, es el momento de ponerse manos a la obra y hacer de esa meta una realidad.

¿Estás listo/a para el cambio que deseas en tu vida? Encuentrá un facilitador de la transformación personal que te ayudará a lograr aquello que deseas.